SERGIO DANIEL MARTÍNEZ



Sergio Daniel Martínez

Cuando arrancó el segundo semestre de 1992 y Oscar Tabárez, Director Técnico xeneize por aquel entonces delineó el equipo para el Torneo Apertura, les pidió a los dirigentes  a un delantero uruguayo que jugaba en Peñarol, que era rápido y buen definidor.

Se trataba de Sergio Daniel Martínez. Chiquito, flaquito y apodado Manteca. Apareció en la primera fecha contra Mandiyú de Corrientes. Ingresó en el segundo tiempo en lugar de charles, un brasileño cuyo pase era de Diego Maradona y que su paso por la institución no dejó huella alguna.

Le costó adaptarse y en las primeras jornadas ocupó el banco de los suplentes o, directamente, no estaba entre los dieciséis. Recién en la sexta fecha arrancó como titular y prácticamente no abandonó más la primera.

Recibió el apoyo técnico de Alberto José Márcico y de Carlos Daniel Tapia, y se repartió el ataque con el paraguayo Roberto Cabañas. Justamente, en ese primer partido que jugó desde el arranque marcó su gol número 1. Fue contra Huracán, en la Bombonera. Boca empató 2 a 2. Su cuenta después llegó a seis goles, uno menos que el goleador del equipo, Cabañas.

Su primer año en Boca fue auspicioso. Se ganó la titularidad, fue subgoleador y se consagró campeón. Jugó el recordado encuentro ante Platense, en cancha de Independiente, en aquella noche que Boca ganó y se aseguró el primer puesto.

En ese partido, Martínez hizo el primer gol al minuto de juego y se lesionó después, por lo que quedó afuera del cotejo final y tuvo que vivir desde las plateas la consagración del equipo con aquel gol del pibe Bonetti contra San Martín de Tucumán.

Fue el primer escalón de Sergio Martínez en la Boca. Después se asentó definitivamente y por varios años fue goleador y titular.
Fuente: BOCA SIEMPRE CAMPEÓN

.


Volver a Biografías


 

Volver a la portada

 


Desde el 15 de noviembre de 2000