INFORME XENEIZE.COM.AR LIBERTADORES 2016

Fixture

Portada


OCTAVOS
DE FINAL
CUARTOS
DE FINAL
SEMIFINAL FINAL

IR A PARTIDO DE VUELTA

OCTAVO DE FINAL IDA

28 de Abril de 2016

Cerro Porteño: 1 Boca Juniors: 2
  1 Anthony Silva   1 Agustín Orión
  2 Raúl Cáceres   4 Gino Peruzzi
13 Víctor Mareco   2 Daniel Díaz
  3 Bruno Valdez 22 Juan Insaurralde
  4 Junior Alonso 24 Frank Fabra
15 Jorge Rojas 17 Marcelo Meli
18 Rodrigo Rojas 21 Cristian Erbes
28 Marcos Riveros   8 Pablo Pérez
  8 Jonathan Santana   7 Cristian Pavón
  7 Cecilio Domínguez 10 Carlos Alberto Tevez
19 Guillermo Beltrán 14 Nicolás Lodeiro
DT: GUSTAVO MORÍNIGO DT: GUILLERMO B. SCHELOTTO
Suplentes: Suplentes:
25 Pablo Gavilán 23 Guillermo Sara
24 Gustavo Velázquez   6 Fernando Tobio
  5 José Cáceres 13 Alexis Rolín
  6 Silvio Torales   3 Jonathan Silva
10 Sergio Díaz 11 Federico Carrizo
22 Luis Leal 27 Sebastián Palacios
  9 José Ortigoza 25 Andrés Chávez
Goles: Goles:
38 min. ST Domínguez (P) 28 min. PT Tevez
. 14 min. ST Lodeiro
Cambios: Cambios:
31 min. ST Leal por Santana 25 min. ST Tobio por Peruzzi
25 min. ST Díaz por Riveros 45 min. ST Silva por Lodeiro
34 min. ST Torales por J. Rojas 47 min. ST Palacios por Pavón
Amonestaciones: Amonestaciones:
34 min. ST Jorge Rojas 25 min. ST Meli
39 min. ST Alonso 47 min. ST Rodrigo Rojas
Expulsiones: Expulsiones:
********** **********
Árbitro: Francisco Chacón (México)
Líneas: José Camargo (México) y Salvador Rodríguez (México)
Estadio: Defensores de Chaco, Asunción

FÚTBOL DEL BUENO

Este Boca copero y remendado que llegó a Asunción como pudo emprendió el regreso hacia la Argentina como quiso: con otro triunfo importante como visitante, sosteniendo el invicto en el torneo y con dos goles que envasan la inmensa posibilidad de acceder a los cuartos de final de esa obsesión llamada Copa Libertadores.

Este Boca de los Mellizos se plantó, pese a las dificultades, como una estructura madura, exhibiendo la estirpe de un grupo que sabe de qué se trata -Un como sucedió ante Racing, en Avellaneda- cuando le toca fajarse en situaciones decisivas. Con aciertos (varios) y errores (algunos) se abrazó a un triunfo para seguir enriqueciendo su historia.

Anoche, más que nunca, hubo que entender a este Boca como un equipo de emergencia. Los Mellizos Barros Schelotto se fueron a dormir el miércoles con el esquema definido en un 4-3-3 y a horas del partido tuvieron que variar a un 4-4-2, utilitario y pragmático, porque Chávez está afectado de una sobrecarga muscular y Jara tuvo picos de 40 grados de fiebre.

Ante esta realidad, Boca se paró ante Cerro Porteño con Erbes como punta de la pirámide que en la base tenía al Cata Díaz e Insaurralde. Meli, Pablo Pérez y Lodeiro completaron la línea de mediocampistas dispuestos a que los paraguayos no salieran limpios y fértiles para apuntar al arco de Orión.

En medio de tantos contratiempos por lesiones y ausentes, dos puntos altos tuvo Boca en el primer tiempo. La velocidad del pibe Pavón (20 años) para enloquecer a sus marcadores Alonso (por la derecha) y Cáceres (a la izquierda), imparable y encarador en cada contraataque. Y la confirmación de que aquella frase de Guillermo -”Tevez no es Palermo pero puede jugar de 9”- esta vez fue una verdad incontrastable. Carlitos entró y salió de la zona de los centrales guaraníes, como sucedió cuando llegó a tiempo, y de anticipo a Mareco, para cabecear y poner el 1-0.

El equipo argentino no solamente siguió siendo superior sino que también estuvo cerca del 2-0, con una aparición al vacío de Meli que no supo resolver con el arquero como entregado a su suerte. Mientras tanto, en defensa casi no sufrió, excepción hecha de ese giro de Beltrán, que de derecha la tiró desviada por arriba.

El segundo tiempo fue otra cosa. Porque Cerro Porteño se adelantó decididamente en busca de la igualdad y Boca, tentado por la posibilidad del contraataque, aceptó el golpe por golpe. En ese ida y vuelta, sufrió y gozó.

Porque en cuatro minutos pasó del penal que atajó Orión (al cabo, la figura) a la hermosa definición de Lodeiro, convertido otra vez en un jugador en franco ascenso y de participación determinante. Además, habrá que decir que el uruguayo se acomoda de lo que haga falta, como anoche en la capital paraguaya, donde lo suyo tuvo gravitación en cualquier sector del campo que transitó.

La falta de altura para defender la pelota aérea -salvo Díaz e Insaurralde- fue una cuestión que tentó a los paraguayos a meter centros desde todos lados, incluyendo con las manos desde los saques laterales.

El descuento con el penal picado de Domínguez abrió un signo de interrogación para el resultado final, aunque desde el juego Boca cerró los caminos con enorme despliegue y el retroceso oportuno hasta de Tevez y Pavón.

Así, Boca se trajo un resultado buenísimo desde la capital paraguaya. El paso que le falta para llegar a los cuartos de final deberá darlo de local, en lo que no asoma como una empresa complicada. Clarín


 

Volver a la portada

 


Desde el 15 de noviembre de 2000