INFORME XENEIZE.COM.AR RECOPA SUDAMERICANA 2008 INFORME XENEIZE.COM.AR

16ª edición


Todas las Fichas


IDA
13 de agosto de 2008
Arsenal 1 Boca Juniors 3
  1 Mario Cuenca   1 Mauricio Ariel Caranta
14 Javier Gandolfi   4 Hugo Benjamín Ibarra
21 Josimar Mosquera   2 Julio César Cáceres
  6 Aníbal Samuel Matellán 16 Gabriel Paletta
15 Damián Pérez   3 Claudio Morel Rodríguez
23 Sebastián Carrera 22 Fabián Andrés Vargas
13 Carlos Casteglione   5 Sebastián Alejandro Battaglia
  5 Cristian Pellerano 23 Jesús Dátolo
24 Javier Yacuzzi 11 Leandro Gracián
10 Alejandro Gómez 14 Rodrigo Sebastián Palacio
11 Facundo Sava   9 Martín Palermo
DT: DANIEL GARNERO DT: CARLOS ISCHIA
Suplentes: Suplentes:
12 C. Campestrini 12 Javier Hernán García
  3 Carlos Báez 13 Facundo Sebastián Roncaglia
  7 San Martín 15 Álvaro González
17 Coria 21 Cristian Manuel Chávez
    Aguirre 24 Lucas Martín Castromán
  4 Darío Espínola 19 Neri Raúl Cardozo
  9 Luciano Leguizamón 17 Ricardo Noir
Goles: Goles:
25 min. PT Sava 20 min. PT Palermo
. 31 min. PT Palacio
. 45 min. ST Battaglia
Cambios: Cambios:
45 min. PT Campestrini por Cuenca 29 min. ST Noir por Palacio
20 min. ST Espínola por Pérez 29 min. ST Cardozo por Gracián
36 min. ST Leguizamón por Carrera 46 min. ST A. González por Dátolo
Amonestaciones: Amonestaciones:
19 min. PT Mosquera 35 min. ST Dátolo
33 min. PT Gandolfi 36 min. ST Battaglia
37 min. PT Casteglione .
41 min. PT Pérez .
46 min. ST Leguizamón .
Expulsiones: Expulsiones:
********** **********
Árbitros: Gabriel Favale (Argentina)
Líneas: Horacio Herrero (Argentina) y Ariel Bustos (Argentina)
Estadio: Racing Club (Arsenal local)
Incidencias: Mario Cuenca le atajó un penal a Palermo a los 20 min. PT

CON CLASE

Salvando las distancias entre Boca y Arsenal, podríamos decir que la primera final de la Recopa Sudamericana la jugaron dos equipos "coperos".

Los Xeneizes, porque tienen las vitrinas llenas de trofeos internacionales, conseguidos a lo largo de toda la historia y especialmente, durante la última década; los de Sarandí, porque ganaron la última edición de la Sudamericana y también, hace pocos días, la primera edición de la Copa Suruga, en Japón, un trofeo menor que igual sirvió para alimentar el ego de los hinchas y los jugadores.

De todas maneras, más allá de los pergaminos de los finalistas, los "pingos se ven en la cancha", como bien dice el refrán. Y Boca, en la cancha, le tiró a Arsenal la chapa de equipo grande, lleno de figuras y ganador de mil batallas. En el estadio de Racing, donde hizo de local Arsenal, los Xeneizes ganaron por 3-1 y se metieron la mitad del trofeo en el bolsillo.

Llegan a la revancha en La Bombonera con la ventaja de tres goles convertidos de visitante, algo que en la vuelta les permitirá ganar el torneo empatando y hasta perdiendo por menos de un gol.

El partido, además, vino con bonus. ¿De quién? De Palermo, de quién va a ser. El Loco anotó su gol número 194 con la camiseta de Boca, y así igualó a Francisco Varallo como el máximo anotador del club en el profesionalismo. Un capítulo más para su historia de novela. El gol llegó a lo Palermo: penal que le atajó Cuenca, rebote corto y olfato goleador para romper la red y poner el 1-0. Iban 19 minutos del primer tiempo, y el resultado hacía justicia a lo que sucedía en la cancha.

Boca salió a hacerse dueño de terreno y pelota de movida, presionando a un Arsenal expectante y aprovechando las bandas, con Palacio por un lado y Dátolo por el otro. El regreso del delantero bahiense tras la lesión que lo tuvo entre algodones fue auspicioso: jugó un gran primer tiempo y a puro desborde y velocidad despejó cualquier duda sobre su estado.

Los de Carlos Ischia ganaban y no pasaban sobresaltos, salvo por el movedizo Papu Gómez. El chiquitín encontró en el sector derecho de la defensa rival un espacio para aprovechar su habilidad, y complicar casi siempre a un desconocido Hugo Ibarra.

Justamente, una falla en el cierre del lateral formoseño permitió que Yacuzzi mandara un centro al corazón del área y que Sava, de cabeza, pusiera la igualdad.

La estrategia de los de Garnero era esperar y aprovechar el contraataque y la pelota parada. Pero cada tres ataques de Boca se producía uno de Arsenal. Y en ese ida y vuelta (más ida de Boca que vuelta de Arsenal) llegó el segundo xeneize, luego de un desborde de Dátolo que conectó Palacio en el área chica para derrotar a Cuenca. Dátolo y Palacio, no por casualidad los dos mejores de los visitantes.

Visitantes para la estadística, porque estaba claro que Boca iba a copar gran parte de la cancha, algo que finalmente sucedió, aunque tal vez en menor medida de lo esperado.

Motivos, hay varios: el horario (19.30) en un día laborable; tener que pasar por uno de los puntos más complicados del tránsito porteño como es el Puente Pueyrredón, que une Avellaneda con la Capital, en una hora pico; televisación en directo por canal de aire en una jornada muy fría.

La segunda mitad encontró a Boca más retrasado, peligrosamente atrasado. Si bien tuvo un par de contras para liquidar el partido mucho antes (Palacio se perdió un mano a mano con el arquero), por momentos se metió muy atrás. Gracián no gravitaba, Palacio y Palermo quedaban muy aislados, y Battaglia solo en el medio, con un poco de ayuda de Vargas, no podía contener el desordenado pero persistente ataque local.

Es cierto que Arsenal no inquietó mucho a Caranta, salvo por algún centro cruzado y dos remates de Sava y Carerra, desviados.

Los ingresos de Cardozo y Noir, por Vargas y Palacio, equilibraron de vuelta las cosas. Sobre el final, cuando el 2-1 parecía sellado y ya era un gran resultado para los Xeneizes, llegó el tercero. Battaglia aprovechó un par de rebotes en el área tras un centro de Dátolo y puso la serie a pedir de Boca. La definición será en La Bombonera, donde el equipo siempre se hace fuerte, sobre todo en torneos internacionales.

La lógica dice que esta edición de la Recopa no se le puede escapar a los de Carlos Ischia. Pero esto es fútbol y la lógica deberá darse en la cancha, el miércoles 27, cuando se juegue la otra final. ESPN


VUELTA
27 de agosto de 2008
Boca Juniors 2 Arsenal 2
  1 Mauricio Ariel Caranta   1 Mario Cuenca
  4 Hugo Benjamín Ibarra   4 Darío Espínola
  2 Julio César Cáceres   3 Carlos Báez
16 Gabriel Paletta   6 Aníbal Samuel Matellán
  3 Claudio Morel Rodríguez 18 Cristian Díaz
22 Fabián Andrés Vargas 23 Sebastián Carrera
  5 Sebastián Alejandro Battaglia 13 Carlos Casteglione
23 Jesús Dátolo 24 Javier Yacuzzi
10 Juan Román Riquelme 10 Alejandro Gómez
14 Rodrigo Sebastián Palacio 16  Mauro Matos
  7 Lucas Viatri   9  Luciano Leguizamón
DT: CARLOS ISCHIA DT: DANIEL GARNERO
Suplentes: Suplentes:
12 Javier Hernán García 12 C. Campestrini
13 Facundo Sebastián Roncaglia     Contreras
15 Álvaro González   7 San Martín
21 Cristian Manuel Chávez 17 Coria
24 Lucas Martín Castromán      Aguirre
19 Neri Raúl Cardozo      Sena
17 Ricardo Noir .
Goles: Goles:
  7 min. PT Palacio 14 min. ST Carrera
48 min. ST Riquelme 25 min. ST Matos
Cambios: Cambios:
27 min. ST Chávez por Dátolo   0 min. ST Contreras por Leguizamón
30 min. ST Noir por Palacio 39 min. ST Coria por Matos
. 45 min. ST Sena por Carrera
Amonestaciones: Amonestaciones:
39 min. ST Caranta   5 min. PT Yacuzzi
. 36 min. PT Matellán
Expulsiones: Expulsiones:
********** 20 min. ST Báez
. 35 min. ST Díaz
Árbitros: Saúl Laverni (Argentina)
Líneas: Francisco Rocchio (Argentina) y Gustavo Esquivel (Argentina)
Estadio: Alberto J. Armando, Boca Juniors

18º TÍTULO INTERNACIONAL

Sufrió, pero festejó de lo lindo. Boca Juniors logró la Recopa Sudamericana luego de empatar 2-2 como local con Arsenal de Sarandí, en el desquite en La Bombonera, ya que aprovechó que se impuso por 3-1 en la ida.

Para Boca abrió la cuenta Rodrigo Palacio a los 6 minutos del capítulo inicial, pero en la segunda etapa Arsenal pasó al frente por las conquistas de Sebastián Carrera, a los 14, y Mauro Matos, a los 24. Ya en tiempo de descuento y de tiro libre, Juan Román Riquelme logró el empate final y así se desató la alegría contenida de los hinchas.

De esta manera, Boca conquistó su 18° título internacional, igualando el récord del poderoso Milan de Italia.

El equipo de Daniel Garnero terminó con nueve jugadores, porque fueron expulsados el paraguayo Carlos Báez, a los 20 minutos de la segunda parte, y Cristian Díaz, a los 35.

Boca sufrió la sensible baja de su capitán y goleador, Martín Palermo, pero aprovechó la reaparición del estratega Juan Román Riquelme, recién llegado de Beijing, donde ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos con el seleccionado argentino.

Este trofeo lo disputaron ambos equipos argentinos, porque Boca salió campeón de la Copa Libertadores en el 2007 y Arsenal obtuvo la Sudamericana.

Palermo, por recomendación de los médicos, se tuvo que conformar con seguir por televisión las alternativas de la final. El emblemático artillero tenía previsto estar en el estadio, a pesar de que el martes a la noche fue operado de una doble rotura de ligamentos en la rodilla derecha, pero la lluviosa jornada le quitó la última chance que le quedaba para alentar a sus compañeros en vivo.

A Palermo le fue reparado el ligamento interno y el cruzado anterior, pero a pesar de eso quería ver la final desde una silla de ruedas al borde del campo de juego. Finalmente prevaleció la prudencia, ya que era

innecesario correr riesgos 24 horas después de efectuada la intervención quirúrgica.

En tanto, los dirigentes de Boca homenajearon a Riquelme y al ciclista Juan Curuchet, simpatizante del Xeneize, por sus logros en los Juegos Olímpicos. Riquelme, integrante del equipo que se llevó la medalla de oro en fútbol, y Curuchet, que obtuvo la presea dorada en la prueba americana (madison), recibieron sendas plaquetas antes del inicio del partido.


UN TRÁMITE EXTRAÑO

Boca se coronó campeón de la Recopa Sudamericana, al cabo de un partido muy raro, que penosamente logró igualar en el último instante frente a Arsenal. Y así fue que la expectativa se mantuvo hasta la última acción del partido, en la que Riquelme, con involuntaria complicidad del arquero Cristian Campestrini, selló el empate definitivo.

Cuando estaban 1-1, Arsenal sufrió la expulsión del paraguayo Carlos Báez (fuerte infracción a Riquelme) y cuando estaban 2-1 también se fue Cristian Díaz (infracción a Lucas Viatri y doble amonestación). Pero ni aun con dos hombres de ventaja Boca recuperó la compostura del comienzo.

De esta manera, el club de la Ribera alcanzó su cuarta Recopa Sudamericana, que ya había ganado en 1990, 2005 y 2006.

En el arranque mismo del encuentro, a los 20 segundos de juego, Matos bajó una pelota en el área de Boca, Alejandro Gómez apareció por derecha y sacó un remate que Mauricio Caranta, con esfuerzo, desvió al corner.

Pudo haber sido el gol que le hubiera dado atractivo a la competencia. Pero no lo fue y en su primer ataque profundo, a los 6 minutos, Boca se puso en ventaja.

Sebastián Battaglia robó en el medio, abrió para Palacio que jugó al área para la diagonal de Viatri y fue a buscar la devolución. El centro del juvenil desde la derecha le cayó justo al bahiense que lo conectó y derrotó a Campestrini.

A partir de ese gol, Arsenal perdió todo el ímpetu con que había empezado y Boca se movió a voluntad, haciendo circular muy bien la pelota, con un gran trabajo de Hugo Ibarra y buenos aportes del reaparecido Riquelme y Battaglia. Todas las acciones de interés tuvieron lugar en el área de Arsenal.

Como un cabezazo alto de Battaglia a los 17, un remate de Ibarra que tocó el palo izquierdo a los 20 y una gambeta de Palacio a Campestrini, que logró neutralizar el arquero, gateando.

Al llegar al entretiempo la sensación de cosa juzgada era incontrastable y de ninguna manera podía preverse un vuelco en la situación. Sin embargo, en el segundo período Boca se relajó más de lo debido, aunque Arsenal seguía sin aparecer en el partido.

A los 11 Riquelme remató desviado desde muy buena posición y fue el comienzo de una extensa serie de disparos en los que le faltó puntería y que pudieron haber definido el juego mucho antes.

Dos minutos después Boca quedó mal parado, Gómez ganó una pelota en el área ante la dubitativa salida de Caranta, Javier Yacuzzi lanzó el centro desde la izquierda y Carrera, llegando por el sector opuesto, estableció el inesperado empate.

El cosquilleo de la gente de Boca pareció terminar a los 20 minutos cuando Riquleme armó una muy buena jugada personal y Báez, que lo barrió violentamente, se ganó la tarjeta roja.

No obstante, Arsenal marcó otro gol a los 24 a través de un cabezazo de Matos al primer palo tras centro de Carrera, acción que volvió a desnudar las flaquezas del equipo de Carlos Ischia en este tipo de situaciones.

Boca procuró salir de su desorden con la conducción de Riquelme y un traslado lento que no por eso fue seguro. Y Arsenal, sin nada que perder y con un buen trabajo de Gómez, no se dio por vencido. Cuando se fue expulsado Díaz a los 34 se le hizo más difícil al equipo de Daniel Garnero poder compartir la posesión de la pelota y el local pudo mantener el juego lejos de su arco.

En el tercer minuto de tiempo agregado, por fin Riquelme acertó al arco en un tiro libre desde la izquierda y, con la ayuda de Campestrini, evitó la derrota y aseguró un nuevo título internacional para los xeneizes.


 

Volver a la portada

 


Desde el 15 de noviembre de 2000